De ruta en mi 600… y el Romance al 600

A mi abuelo le pedí una cosa; – Eugenio, necesito que hagas uno de tus versos, pero esta vez, dedicado al 600 -. Y Eugenio, que siempre fue muy apañado, recopiló información y Montblanc en mano, se dedicó a crear diciendo así…

El año cincuenta y siete
En Barcelona es nacido.
Hermano español del Fiat
Como símbolo ha surgido.
Si trata de cumplir años
Los diez y seis bien cumplidos,
Nace en el cincuenta y siete
Setenta y tres fenecido.
Barcelona lo da a luz,
Ya dicha fecha, fallido.
En el salón de Ginebra
Cual “Príncipe” fue erigido,
Diseñado por Gaicosa,
Por la Seat construido.
Zona franca en Barcelona
Primera cuna mecido.
De vehículos de Seat
Va a ser éste el más lucido.
“Naciste Príncipe y mueres Rey”
Acertadamente han dicho.
A millones de españoles
Su carro primero ha sido.
Como coche bien letrado
Las “D”, “E” y “L” ha instruido.

Generaciones con él
Tantos sitios recorridos:
(Barcelona a Zaragoza
Sube el Bruch muy atrevido
Y cuando llega a la cima
Alienta en paz , un respiro.
¿Qué tiempo tarda en llegar?…
¿Setenta o noventa y cinco?)
“Adelante hombre del seiscientos,
La carretera nacional es tuya”
Así entona la canción,
Como recuerdo aprendido

A un coche que es un emblema
De nuestro suelo bienquisto.
¡Honra y honor al seiscientos!
Del alma nos sale el grito.
El pasado y el presente
Son de su amor, un delirio.

Eugenio Laboreo, abuelo y escritor.